A.Vives Photos

                                                  A.VivesPhotos©

-¿Y mi libro?

pregunté en tono imperativo,

habían pasado algunos meses desde aquella promesa…

-Aquí está,

¿Y ahora que lo tienes, cómo piensas pagarme?

o pretendes emular con las musas, que se las dan de divinas

para no saldar el débito.

-Pues conozco una forma,  la mejor que existe para cobrar las letras,

deja que ellas simplemente entren en tu boca, transformadas en besos

¿Te parece buena idea?

Adriana Rodríguez Vives. La Habana, 1989

Anuncios