A.VivesPhotos

No buscaba nadie

pensaba que la sombra -eterna- me rodearía

y el vestirse de cilicio se iba a tornar perpetuo

-aun lo creo-

pero tengo esa fe y espero que un día te decidas

lo sabes, lo lees cada vez, cada tanto…

Sabes que te puedes quedar en mi país

aquí es cálido como el agua de mar en verano

busquemos nuestra orilla.

Pensaba que la sombra -eterna- me rodearía

y el vestirse de cilicio se iba a tornar perpetuo…

te puedes quedar cerca,

pero recuerda cuando más aquende estés…

Más me dolerá que no estés conmigo.

Tras ese miedo en tus labios

 nos espera la vida.

No buscaba a nadie, pero aquí estas TU

 Adriana Rodríguez Vives. La Habana, 1989

Anuncios