foto1
A.VivesPhotos©

Anoche mientras dormía, ¡amor mío!,

confinada en habitáculo me confesaba a la almohada,

luchaba, gemía, respiraba hondo y el aliento tardaba

¿será que el sueño y la muerte son hermanos?

 

Anoche mientras dormía, ¡amor mío! ,

soñé que me besabas

y esa tregua profunda, cuando la mente entra en reposo,

se vio rota por el grato sabor de tus labios templados con los míos

 

Anoche mientras dormía, ¡amor mío!

una palabra salió de mi boca

¿Acaso vendrás disfrazado de beso? ¿Me robaras de nuevo la calma?

anoche, te nombre inconsciente…

 

Anoche, dormía y mientras…¡amor mío!

dormías tu también,

¿Soñaste acaso conmigo?

¿Tu memoria caprichosa te dio descanso esta vez?

 

Anoche mientras dormía, ¡amor mío!

he vivido mi muerte caminando hacia ti,

se han roto las raíces de mis alas,

caminando hacia ti he matado mi vida

 

Anoche soñé, ¡amor mío!

soñé con mi libertad eterna… y te creé infinito.

 

 Adriana Rodríguez Vives. La Habana, 1989

 

 

 

Anuncios