Buscar

Revelar-T

donde la fotografía, la poesía, la música, las locuras y, por supuesto, el amor, se dan la mano…me das tu mano?, prometo ayudar a revelar-t(las)

Perfiles de un Tocororo

Entrada destacada

Deshojando margaritas

IMG_1534 copiaEra un día caluroso de verano al sur nos miraba la casita del Apóstol,

a unas pocas cuadras la Alameda de Paula

con su brisa de mar bohemio y cerveza clara

invitaba a beber estrellas,

horas antes había llovido se podía respirar ese aire limpio

con olor a inmensidad desde aquella azotea culpable,

la tarde en su color violáceo fenecía,

una pared marcaba la silueta de dos cuerpos en el duro concreto,

allí en una escalera inconsciente y para la espera de unos extraños mocosos

comenzó a deshojarse Margarita,

si, Las Chicas Grandes también lloran…

Anuncios

Quimera

foto1
A.VivesPhotos©

Anoche mientras dormía, ¡amor mío!,

confinada en habitáculo me confesaba a la almohada,

luchaba, gemía, respiraba hondo y el aliento tardaba

¿será que el sueño y la muerte son hermanos?

 

Anoche mientras dormía, ¡amor mío! ,

soñé que me besabas

y esa tregua profunda, cuando la mente entra en reposo,

se vio rota por el grato sabor de tus labios templados con los míos

 

Anoche mientras dormía, ¡amor mío!

una palabra salió de mi boca

¿Acaso vendrás disfrazado de beso? ¿Me robaras de nuevo la calma?

anoche, te nombre inconsciente…

 

Anoche, dormía y mientras…¡amor mío!

dormías tu también,

¿Soñaste acaso conmigo?

¿Tu memoria caprichosa te dio descanso esta vez?

 

Anoche mientras dormía, ¡amor mío!

he vivido mi muerte caminando hacia ti,

se han roto las raíces de mis alas,

caminando hacia ti he matado mi vida

 

Anoche soñé, ¡amor mío!

soñé con mi libertad eterna… y te creé infinito.

 

 Adriana Rodríguez Vives. La Habana, 1989

 

 

 

Escarlata

infinito

En mi pueblo hay un nombre

palabra esculpida en el libro del tiempo,

con cincel y martillo tañes la herida,

el implacable la va haciendo profunda

En mi pueblo hay un nombre,

arrugado por los vientos

con una verdad inmensa, nombre puñal,

verdad de muerte

En mi pueblo  hay  una casa,

un niño, unos versos, una boca , un amor

 y  un nombre, nombre escarlata,

ideal maniquí, comodín del señuelo,

verdad de muerte

En mi infancia a mi pueblo, onírico,

lo encontraba grande con mis ojos de niña,

con aguas dulces, sonido de pájaros, tren de nubes,

donde el mar no se conformaba, donde dormía el sol en el horizonte…,

mi familia, mi perro, los juegos, los amigos,

los primeros deseos y el pecado escondido,

 ¡fecundación de maravillas, epifanías del olvido!

En mi pueblo hay un nombre

ese nombre es luz y sombra, y yo soy luz,

soy la luz  de su sombra, devuelta entre los viernes que dejó

y los que le debo

Mi(su) nombre es casi nada, 

pero mi(su) nombre es todo,

se agranda en la memoria de tiempos muy lejanos,

de cuando yo era del nombre y ese nombre era mío

En mi pueblo hay un hombre

nombre de hombre, nombre adyacente

nombre látigo, nombre infinito,

nombre escarlata, errata de imprenta…

 

Adriana Rodríguez Vives. La Habana, 1989

Helada

IMG_2505
A.VivesPhotos©

 Nubes de porcelana dibujadas en el agua

rayos de sol  que ciegan la mirada,

reflejos, deformación de una realidad diferente

inflexión

 Los puntos cardinales están tomando vacaciones,

ventanas cerradas al norte, empañadas por la niebla,

cuartos oscuros, sin rostro, ese es el sur,

en el centro el eje de la soledad que se parte en dos.

Aislados, naufragio inconcluso, carnada de peces,

como planer tanteando la superficie,

comienza lenta  la natación hacia las playas,

marejada eterna anuncia la sal en sus ojos,

en las olas el ritmo se ha roto

Ya los detalles complicados del vestirse y desvestirse han terminado,

desnuda busca las marcas imprecisas de su muerte, de su verdugo.

Fuera una luna líquida se desplaza cortada por el tiempo

entre las ramas largas, ya sin hojas del almendro del frente.

Dentro las lluvias de otoño arrecian,

una noche mojada deparaba el estado del tiempo,

Así que fraguó sus brotes ante la ya inminente ventisca,

durmió a los árboles sabios y guardó sus raíces del frío invierno…

              

Adriana Rodríguez Vives. La Habana, 1989

Tregua por una noche

tregua

 A.VivesPhotos©

Hoy has vuelto a mirarme
con esos ojos tuyos tan profundos
Hoy has vuelto a tocarme la mejilla,
por tu mano suave me he estremecido
como al principio.

Hoy la noche es una tregua de pasos fronterizos,
germina sutilmente, quiere ser estrella,
porque la ausencia de tu cobardía ha matado a la muerte,
me lleva a la vida por este instante

Y puede ser tan grande mi frío en esas noches
que con una chispa calienta hasta los huesos,
abre mis ojos cuando el ave oscura de tu sombra es más densa,
aclara la tiniebla, da luz,
resucita en mí lo que no ha sido

Se vivir con poco, lo confieso,
Amar puede ser una cólera secreta,
el dolor, inesperado, aún más frío…

Pero están esas noches de tregua perpetua
donde no eres estatua que despierta inmóvil,
fría, en la alcoba de un mundo donde todo ha muerto,
que no te vuelves gris en cada huella,
donde tus nombres del pasado se borran en la arena

Están esas noches de tregua perpetua
donde solo quedo yo.

  Adriana Rodríguez Vives. La Habana, 1989

Miedo

A.VivesPhotos©
A.VivesPhotos©

Hoy el día es gris, el cielo abre sus fauces

-negro-

como boca de muerto

 el frio cala los huesos y las nubes despachan como surtidor, que el viento arquea.

Miedo, no podía ser otro día sino este -gris-

los pensamientos como papel en blanco

dispuestos a lo que sea

sin saber a donde ir, sin saber como terminar

mano temblorosa, el dolor no va a remitir nunca -lo sabes-.

Miedo, imagen invertida, distorsionada, cambiante,como caleidoscopio,

tratando de mentar a Dios, aunque en estos casos no sea oportuno,

espero un milagro, falta el tiempo,

ese que destruye las cosas, los nombres, los sabores, lo

vivido, ese que se desmorona en mi frente ciega.

Miedo a tu miedo, mi malestar es mi condena por este instante,

huella disfrazada de sonrisa, ese es mi porvenir inmediato,

en tu húmeda tiniebla vida y muerte,

quietud y movimiento, son lo mismo.

 Miedo, ahora es la voz -la de piedra- la que dice:

ahoga ese grito mudo que quiere brotar, ahoga ese miedo,

pronto, no habrá sensaciones, no habrá dolor, no habrá alegría

no habrá… nada.

                                                                                        Adriana Rodríguez Vives. La Habana, 1989

Había una Voz

voz

Hay una voz en mi que quiere crecer, que quiere nacer

 rosa perfecta que va vistiéndose de muerte.

Hay una voz en mis entrañas que se retuerce y grita por querer salir,

que escucha, que siente, que late.

Mi voz ,se tiene que hacer de piedra, carne de yugo,

 ha nacido la voz de la sepultura.

Las lágrimas no importan ya

Hoy la sangre tiene dedos y abre fosas
en la tierra, surcos en el alma.

Hay una voz en mi, pero la voz se apagó,

no nació, no creció, no vivió.

Había una vez una voz…

 Adriana Rodríguez Vives. La Habana, 1989

FE

A.VivesPhotos

No buscaba nadie

pensaba que la sombra -eterna- me rodearía

y el vestirse de cilicio se iba a tornar perpetuo

-aun lo creo-

pero tengo esa fe y espero que un día te decidas

lo sabes, lo lees cada vez, cada tanto…

Sabes que te puedes quedar en mi país

aquí es cálido como el agua de mar en verano

busquemos nuestra orilla.

Pensaba que la sombra -eterna- me rodearía

y el vestirse de cilicio se iba a tornar perpetuo…

te puedes quedar cerca,

pero recuerda cuando más aquende estés…

Más me dolerá que no estés conmigo.

Tras ese miedo en tus labios

 nos espera la vida.

No buscaba a nadie, pero aquí estas TU

 Adriana Rodríguez Vives. La Habana, 1989

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Maria Montenegro Photography

SER UN BUEN FOTOGRAFO… No significa ser profesional, Significa tener pasión por tomar la vida a través de una cámara.

arielmaceotellez

Fotografía cubana contemporánia

AVENTURAS SIGILOSAS

CRÓNICAS EXTRAÑAS SOBRE SUCESOS COMUNES

siro4el

Sátira, Realidades, Cuba en el mundo

Kminando sin kmino

Blog personal de un ingeniero informático cubano, acá mis cavilaciones en lo que camino, yo no me fui, yo me alejé un poquito.

Placer Oral

Hola... Mi nombre es Rosalum@.... Intentare en "placer oral" describir mis placeres y las sensaciones experimentadas por mi paladar. Al mismo tiempo procurare que sirva para divertir y criticar.... Divertir al lector y criticar todo aquello que siendo potencialmente un placer oral... No cumpla con las expectativas creadas u ofertadas. Me deseo suerte y constancia.

Isleños

Esos que deambulan entre orillas

La Letra Incómoda

Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques. Todo lo demás son relaciones públicas (George Orwell)

Despues del sexo Blog

Siempre existe tiempo para todo

El microwave

Un sitio donde calentar las ideas

paquitoeldeCuba

Just another WordPress.com weblog